NUESTRA COMUNIDAD

prev next

Nuestra comunidad está formada por monjes cistercienses de la rama que en 1892 constituyeron la Orden Cisterciense de la Estrecha Observancia (OCSO). Somos seguidores de la espiritualidad que San Benito dejó plasmada en su Regla escrita en el siglo VI y asumida por los primeros cistercienses desde la fundación de Císter en 1098.

Los orígenes de nuestra Orden se remontan hacia 1150. El arte acumulado a lo largo de tantos siglos expresa, principalmente en la arquitectura, la vida del Espíritu que ha conformado nuestra existencia. Oración y trabajo, soledad interior y vida comunitaria, silencio que escucha y palabra que comparte y acoge, separación y solidaridad con el mundo, en especial con los pobres, serán las características que definan este modo de vida peculiar que no quiere separar lo humano de lo divino.

En la actualidad la comunidad de Sta. Mª de Viaceli está formada por una veintena de monjes, tenemos tres casas hijas de monjes: Huerta, Sobrado (en España) y El Evangelio (en la República Dominicana) y dos de monjas: Carrizo y Ávila (España).  

Nosotros no hemos inventado este estilo de vida, ni somos los únicos en el mundo. Hemos recibido un inmenso patrimonio que cuenta ya muchos siglos de existencia, somos un retoño, una pequeña rama de ese árbol que podemos llamar “el fenómeno monástico”. El monje es algo esencial en la historia humana. Y la vida monástica es, ante todo, una vida que busca su plenitud.


Nuestro horario...


Vigilias.....................................4:45

Eucaristía y Laudes ................7:15

Laudes (Domingos)................7:30

Eucaristía (Domingos)..........11:30

Tercia.....................................10:00

Sexta........................................13:15

Nona ......................................15:30

Nona (Domingos) ................15:30

Vísperas.................................18:45

Completas.............................21:00



Nuestra presencia en Cóbreces, además de una respuesta a Dios y a la Iglesia como presencia monástica en Cantabria, es también de manera accidental y circunstancial un compromiso de educación y formación profesional según el deseo de los hermanos Quirós.


Ellos tenían el firme propósito de que aquí existiera un Instituto Agrícola que diera una sólida formación a los jóvenes de la región. Y para ello acudieron a los monjes del Císter, expertos desde hace siglos en la explotación de los campos y la ganadería.


Y la respuesta que dieron de nuestra Casa Madre de Santa María del Desierto (Francia) fue muy satisfactoria. Una vez levantado el edificio comenzaron los cursos teórico-prácticos, dirigidos directa y personalmente por algunos monjes del cenobio.


Cientos y cientos de jóvenes han pasado por sus aulas, han conseguido títulos, se han capacitado para la explotación de granjas o han logrado un puesto digno en la vida social.


Esta labor docente de los monjes se continuó hasta el año 1975, en que los cambios sociales aconsejaron ceder gratuitamente el uso del edificio al Ministerio de Educación y Ciencia, que lo utiliza como Centro de Concentración Escolar del Ayuntamiento del Alfoz de Lloredo.


Los tiempos cambian, pero la finalidad es la misma: cooperar de manera activa y real al bienestar de la región por medio de la cultura.



 Un poco de nuestra historia...


En los albores del siglo XIX vivían en el pueblo de Ruiloba, sito entre Comillas y Cóbreces, el matrimonio Manuel Mª del Brezo Bernaldo de Quirós y Antonia Pomar González. Fueron padres de una numerosa familia de once hijos, seis de los cuales murieron antes de cumplir los 20 años. Gozaban de gran estima entre sus conocidos y D. Manuel fue varias veces alcalde del pueblo. Él fue el heredero y trasmisor del noble apellido “Quirós”, tan vinculado en lo sucesivo a la historia de Cóbreces y a la abadía de Viaceli.




Con la muerte de estos dos nobles consortes se hacen cargo de la hacienda y posesiones paternas los tres hijos supervivientes: Manuel, Antonio y Valentín, que falleció en 1859. Además de su casa familiar en el barrio de Concha en Ruiloba, eran dueños de una casa solariega en Cóbreces, donde habían vivido sus antepasados durante casi doscientos años.







Desde nuestro establecimiento como monjes cistercienses en Cóbreces, una de las actividades principales, ha sido durante casi un siglo, la recogida de leche a los ganaderos de la comarca, para la elaboración del Queso Trapa, como un medio de ayudarles a fomentar y vivir de la agricultura. Actualmente todo esto se ha renovado y los monjes continuamos con la fábrica de "Queso Trapa", viviendo de nuestro propio trabajo, el "Ora et Labora" de nuestro equilibrio forjado por la Regla de San Benito que profesamos.


 


Tras largos y nada fáciles trámites con la orden Cisterciense, Dom Cándido Albalat, valenciano de origen y abad de Nuestra Señora del Desierto, en Francia, acepta el legado de los hermanos Quirós y lleva a efecto la Fundación del monasterio con la misión adjunta del Instituto Agrícola Quirós. En 1904 comienza la construcción del Instituto y en 1906 la de la Iglesia monacal y resto del monasterio.




En 1909 el Papa Pío X otorga el Breve de Erección Canónica de la Abadía de Santa María de Viaceli y en 1912 un grupo de monjes, con el P. Manuel Fleché como Superior, hacen voto de estabilidad. Y comienza una nueva historia monástica, la primera presencia cisterciense en la actual Cantabria, llena de entusiasmo e ilusiones, empeñada en encarnar el ideal de Císter en un lugar y circunstancias muy concretas.